El telegrama

La noche de este viernes me tocó circular por la ciudad de noche por cuestiones de fuerza mayor. La verdad que me llevé una muy mala impresión con la ciudad desierta y con la sola presencia de móviles de diferentes fuerzas de seguridad, provincial o nacional.
Entiendo la necesidad de la cuarentena para tratar de reducir el impacto del virus en la zona, pero no se puede permitir un determinado movimiento durante la mañana y la tarde, que dista mucho de lo que se permite realizar durante la madrugada. Un poco de equilibrio por favor.

Elsa Almirón

RESUMEN DEPORTIVO