El telegrama

Este fin de semana caminé algunas idas y vueltas por plaza Ramírez y pude ver que en el centro de la misma hay varias baldosas rotas, quebradas o en las últimas. No son muchas, pero en algunas zonas hay bastantes baldosas afectadas por el paso del tiempo. Espero no sea un problema conseguir las mismas y cambiarlas; ya que el resto del paseo posee un estado espectacularmente conservado. Con un par de baldosas estaría perfecto.
Martín Ramírez

RESUMEN DEPORTIVO