El telegrama

Quiero destacar el trabajo de los barrenderos de la ciudad, al menos los que limpian las cuadras de las inmediaciones de calles Rivadavia, Almafuerte, Ereño, Henry, entre otras del barrio La Quilmes. Se los suele escuchar de mañana muy temprano, cerca de los 6:30 horas; realizando su trabajo de excelente manera y cumpliendo un rol fundamental como “despertador humano” en mi caso (je) Trabajan muy bien, pero les cuesta regular el volumen, por lo tanto me sirven en mi vida diaria; pasan a la hora que me levanto: 06:30 horas.

Ramón Ferreira

RESUMEN DEPORTIVO