El gobierno anunció un plus de fin de año

El gobierno anunció el pago de un “plus” a los beneficiarios de las asignaciones para cobrar en diciembre.

El monto será de alrededor de $6.000 por cada hijo. Sin embargo, fuentes de la Anses aclararon que este pago no será un “bono extra” que recibirán los beneficiarios, como había trascendido semanas atrás, sino que corresponde a un beneficio anual ya vigente y que representa un 20% acumulado anual extra en el pago. Para cobrarlo, las familias deben presentar todos los años certificados de escolaridad y controles de salud.
Sin embargo este año no será necesaria la presentación de estas “condicionalidades”, ya que como consecuencia de la pandemia se eliminó ese trámite presencial. Aunque esto no quiere decir que no deban cumplir los requisitos, sino que la Anses facilitará los trámites y buscará los datos a través del Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación. El 29 de octubre pasado, cuando se anunció la ampliación de la AUH, la titular de la Anses, Fernanda Raverta, afirmó que el Estado debe garantizar los derechos, no esperar que los ciudadanos y ciudadanas vengan a buscarlos.
“Se facilita el trámite. El Estado en vez de poner la responsabilidad en los beneficiarios solamente, también busca esos datos y a esos chicos. Los incluye y hace seguimiento si falta alguna condicionalidad”, destacaron. Con respecto a los fondos, aclararon que ya estaban presupuestados y el pago se va a concretar en diciembre. Y destacaron que hubo un cambio en la “mirada política”, ya que en 2019 muchas familias no recibieron ese plus.
Según los números presentados por el organismo, el promedio de chicos que reciben la asignación es de 1,9 por familia. Por eso, estiman que cada familia recibirá en promedio unos $12.000. Son cerca de 3,3 millones de chicos y 2,3 millones de familias las que perciben el beneficio. Por otro lado, el monto mensual de la AUH tendrá un aumento en diciembre, que es el mismo aumento que recibirán los jubilados. Las asignaciones se vienen actualizando al mismo ritmo que las jubilaciones. El gobierno confirmó la semana pasada que no habrá un cuarto pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 que durante la pandemia recibieron cerca de 8,9 millones de personas, entre ellos, los beneficiarios de la AUH y la Asignación Universal por Embarazo (AUE), trabajadores informales, desocupados y monotributistas de las categorías más bajas y personal de casas particulares.
El primer pago del IFE fue abonado entre abril y mayo. El segundo pago se concretó entre junio y julio; y el tercero, en agosto. Con el cuarto pago del IFE ya descartado, desde el Ministerio de Desarrollo Social reforzaron algunos programas sociales, con el foco en acompañar en la reinserción laboral a las personas que no pudieron hacerlo luego de la pandemia.

RESUMEN DEPORTIVO