El fuego arrasó 300 mil hectáreas en las islas

Alrededor de 300 mil hectáreas fueron arrasadas por los incendios en las islas del Delta del río Paraná.

Además de causar graves daños a la biodiversidad del humedal, las quemas devastaron a una gran cantidad de especies autóctonas de flora y fauna. Los daños ambientales producidos por las quemas en las islas «son difíciles de cuantificar, pero la situación tardará años en recuperarse», manifestaron abogados y ambientalistas de organizaciones ecologistas de la zona. La región del delta del río Paraná abarca una superficie aproximada de 17.500 km2, es una zona de interés ecológico, donde predominan ecosistemas de humedal.Las quemas en las islas es una problemática interjurisdiccional que involucra a tres provincias: Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. Dos ministerios nacionales (Seguridad y Ambiente), y afecta desde Reconquista (Santa Fe) hasta Campana (Buenos Aires). La Justicia de Entre Ríos tiene jurisdicción sobre las islas. Una docena de causas penales se abrieron en la Justicia Federal de Paraná y 18 personas fueron imputadas por los incendios presuntamente intencionales, pero ninguna de ellas se encuentra detenida. Los focos de incendios no han parado y desde febrero a la fecha «unas 300 mil hectáreas de territorio en el Delta, fueron arrasadas por el fuego», advirtió Jorge Bártoli, referente de la organización ecologista ´El Paraná No se Toca´.
«El daño ambiental es incalculable, recorrer las islas es un cementerio de animales carbonizados. El suelo del humedal ha quedado reducido a cenizas y esto afectará incluso hasta la potabilidad del agua que consume Rosario», expresó. Sostuvo que en un contexto de bajante pronunciada como la que actualmente presenta el río Paraná,»el humedal no cumple con su famosa función de esponja, que purifica y filtra el agua, precisamente porque no hay agua que lo cubra».

RESUMEN DEPORTIVO