El dolor de Graciela en el día de la madre

Graciela Sosa, mamá de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en la localidad balnearia de Villa Gesell, dijo este domingo, al cumplirse nueve meses del crimen, que se siente «destrozada» por pasar el primer Día de la Madre sin su hijo y se solidarizó con las mujeres que están viviendo una situación similar a la de ella.
«Hoy es un día muy triste para nosotros. Es la primera vez que paso el Día de la Madre sin mi hijo y también se cumplen nueve meses de su brutal asesinato», dijo a Télam la mujer.
La madre de Fernando contó que ayer de tarde fue al cementerio de la Chacarita para dejar unas flores a su hijo y que le rezó para que le diera fuerzas para seguir adelante.
Graciela, con la voz entrecortada por la tristeza y la emoción, recordó cómo fue el último festejo del Día de la Madre junto a Fernando, quien le preparó varias sorpresas. «El año pasado, cuando me levanté, estaban adornadas las paredes con fotos que mandó a imprimir y también me había preparado el desayuno con medialunas», aseguró y agregó: «Hoy me siento destrozada, necesito el abrazo de Fer y que me diga ´mami, feliz día´.»
«Fernando me decía que el mejor regalo que me daba era su cariño y sus abrazos, no quiero olvidarlo. Yo no me considero una madre ejemplar pero le di todo mi amor y cariño, que nunca le faltó», manifestó. Para este año, Graciela compró «unas cosas» pensando en que Fernando se las hubiera regalado y que eso la hizo sentir «aliviada por un rato».

RESUMEN DEPORTIVO