El consumo de café cayó un 40%

El consumo de café en la Argentina cayó un 40% en lo que va del año como consecuencia de la pandemia de coronavirus, en tanto que la facturación de la industria del sector se derrumbó hasta el 90%. «La aparición de la pandemia ha golpeado en la industria de manera significativa con un alto impacto en caída de ventas, dado que la mayoría de los tostaderos, todas empresas pymes, son proveedores del sector gastronómico y hotelero, y desde marzo están prácticamente sin poder facturar», explicó la gerente de la Cámara Argentina de Café, Mónica Dumas.
En ese sentido, precisó que «la facturación cayo drásticamente en un 90%, ya que la entrega a domicilio y la compra para llevar solo alcanza al 10% de las ventas de estas empresas». Asimismo, puntualizó que «en aquellas provincias que fueron teniendo apertura de su gastronomía, las ventas alcanzan solo al 30% de la facturación».
«Hay una gran incertidumbre en cuanto a la proyección del canal de hoteles, restaurantes y bares, y sobre todo una gran preocupación por la reactivación del turismo y los meses que vienen, ya que no se están logrando cubrir los costos fijos actuales y devengados desde marzo a la fecha, más allá de la ayuda del Gobierno para sueldos», afirmó Dumas.
Por su parte, Martín Cabrales, dueño de la marca de café que lleva su apellido, aseguró a esta agencia que «el consumo cayó en un 40%», y detalló que «en el hogar aumentó un 10%, pero no compensa la caída de afuera».
Explicó que en la Argentina «el consumo es de un kilo anual por habitante, lo que da unos 45 millones al año», y precisó que «el 40% se toma fuera del hogar, pero se paga hasta cuatro veces más que la taza preparada en casa».

RESUMEN DEPORTIVO