El automovilismo argentino espera en boxes la luz verde sanitaria

Las distintas categorías esperan la habilitación por parte de los ministros de Salud y Turismo y Deportes.

El Turismo Carretera, Súper TC2000, Turismo Nacional y Rally Argentino están en “boxes”, con protocolos definidos, a la espera de que el Ministerio de Salud autorice “salir a pista”, lo que dependerá del retroceso estadístico de la pandemia de coronavirus, que hace estragos en la economía de las categorías y sus protagonistas desde que se apagaron todos los motores en marzo pasado.

Las alternativas
Tanto los ministros de Salud, Ginés González García, como el de Turismo y Deportes, Matías Lammens, tienen los protocolos sanitarios presentados por todas las categorías, que son aptos para reanudar la actividad, pero el aumento de contagiados y víctimas del Covid-19 en los últimos días puso un freno a la esperada autorización del Gobierno.
El director del equipo JP Carrera de TC, Gustavo Lema, que tiene bajo su ala a figuras como el séptuple campeón, Guillermo Ortelli, y a José Manuel Urcera y Valentín Aguirre, dijo que está “esperanzado” en volver a correr a fines de agosto, reunión mediante con los directivos de la Asociación de Corredores de Turismo Carretera (ACTC).
Tras admitir que “la curva de contagios va en aumento» y manifestar el deseo de que «se pueda bajar por el bien de todos los argentinos”, Lema mantuvo la ilusión de volver a correr en Rosario el 23 y 30 de agosto como inicio de la temporada, con la particularidad de que los equipos “pernoctarían” en el autódromo rosarino entre una carrera y otra.
Walter Alifraco, que está al frente de su equipo “Alifraco Sport”, a cargo de varios autos de TC y Turismo Nacional, señaló que en la actualidad están trabajando a un “30 por ciento” y enfocados en “otras actividades como la metalúrgica y restauración de autos antiguos para subsistir”.
Alifraco, expiloto de TC, construye paralelamente las nuevas trompas que utilizaría el TC en 2021 y asume que el panorama del sector es “complicado” porque, “si bien se habla de agosto para la vuelta, habrá que seguir esperando porque la salud está por encima de todo”.
Además del tema de fondo, que es el de la pandemia, otro de los objetivos que tiene el TC es el bajar los costos para armar un auto, y en eso el entrerriano Mariano Werner (Ford), aseguró que el tema no es de “ahora”. A ello se le agregan “los gastos de mecánicos, impuestos, viajes, comida y combustible”, una ecuación muy compleja de resolver para los actores del automovilismo local.
El entrerriano, conocedor de mecánica, explicó: “El motor tiene muchos elementos que son traídos del exterior, y como se disparó el dólar, esos costos no se pueden reducir. Sí se puede bajar en revoluciones como pasó cuando corrimos los 1000 kilómetros, que los motores no sufrieron tanto porque se giró a menos vueltas”.
Por su lado, el presidente del Rally Argentino, el cordobés Luis Minelli, aseguró que la entidad que preside está “agotando los recursos” y que como el resto de la actividad están inmersos en una gran “incertidumbre” porque no se sabe cuándo disminuirá el “efecto” de la pandemia.

RESUMEN DEPORTIVO