Dos soluciones con poca cosa

En la ciudad siempre hay cuestiones por reparar o mejorar. En cada calle y cada barrio seguramente los vecinos hallarán inconvenientes a solucionar que muchas veces no requieren de gran operatoria sino del conocimiento y predisposición.
En calle Urquiza en el día de ayer pudo observarse cómo el agua se acumula en el baden que se ubica entre la rotonda de 12 de Octubre y Pablo Scéliga, producto que se acumuló tierra y pasto en la boca del desagüe.
Unas cuadras más arriba, a metros del cruce con Yrigoyen, un cable cuelga y se torna peligroso para automovilistas y principalmente motociclistas. Aparenta ser de un servicio, pero no sería malo poder trabajar en estas dos cuestiones para evitar males mayores innecesarios.

RESUMEN DEPORTIVO