Domiciliaria para menor que quiso matar a tiros a otro

Se le impuso la domiciliaria con tobillera. Se considera que es muy peligroso.

El sábado se definió la situación judicial de un adolescente de 17 años, quien fue imputado por la Tentativa de homicidio contra otro joven ocurrido en la noche del miércoles, en la zona del barrio 1° de Julio de Paraná. Las autoridades judiciales quedaron impactadas por la acumulación de graves hechos, y si bien la ley protege a un menor, consideraron que era necesario y urgente una serie de medidas para frenar los incidentes con armas de fuego.
El acusado intentó matar a tiros a otro de 21, y las lesiones le provocaron lesiones gravísimas que casi le cuestan la vida. De allí es que la fiscal de Menores y su abogado defensor, acordaron la prisión domiciliaria con monitoreo de una tobillera electrónica por el término de 30 días.
.El incidente se registró en una de las zonas más violentas de Paraná, donde los enfrentamientos de grupos es moneda corriente, lo mismo que el entrecruzamiento de las agresiones vinculadas con el mundo de la venta de estupefacientes. Ese sector de la Barrio Consejo, 1° de Julio, San Roque y Escuela Hogar, es donde más hechos delictivos por el uso de armas de fuego se denuncias en los últimos tiempos.
Se informó a Uno, que el juez Mauricio Mayer homologó el acuerdo entre la fiscal de Menores Sonia Vives y el abogado Claudio Berón, por el cual, no solo tomando en cuenta el grave hecho endosado al adolescente, sino tambien la acumulación de al menos seis causas más por incidentes tales como Abusos de arma, Abuso de armas calificada, Tentativas de homicidios y lesiones, es que se dispuso una medida poco habitual para personas que no superan los 18 años.
Se aclaró en la resolución del juez, que hasta tanto no se consiga la toblillera electrónica para que cumpla la prisión domiciliaria acordada, deberá quedar alojado en una dependencia de puertas cerradas del Copnaf.

RESUMEN DEPORTIVO