Docentes entregaron petitorio

“Necesitamos ser escuchados”, dijeron los educadores.

Docentes y afiliados de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) le entregaron al presidente del Consejo General de Educación (CGE) un petitorio y lamentaron que no se haya dado «en un encuentro formal».
Ignacio Rondoni, uno de los presentes en el lugar, comentó: «En la visita del gobernador, Gustavo Bordet, le entregamos un escrito similar, porque necesitábamos ser escuchados. Si no es por la vía institucional, porque el Gobierno no abre paso, deberemos hacerlo de este modo. Pero no pueden seguir dándonos la espalda. La educación viene siendo deteriorada hace años y esto se profundizó aún más con la pandemia. Los trabajadores de la educación están cada vez más bajo la línea de la pobreza».
Los integrantes del sindicato, le plantearon al titular del CGE la preocupación de los docentes por el congelamiento salarial, el desentendimiento, por parte del organismo que preside Müller, acerca de la conectividad de escuelas, alumnos y docentes y la sobrecarga laboral que implica trabajar a distancia sin que se respeten los horarios ni el derecho al descanso. Luego se le entregó una nota en mano donde se le solicita que el Consejo disponga de forma urgente partidas extraordinarias para los siguientes rubros: gastos de librería; insumos informáticos; pagos de servicios de telefonía fija, móvil; pagos de servicios de internet; pagos de servicios de seguridad de edificios; y servicios de gas natural en los edificios que lo poseen.

Abrir instancias de diálogo
Por último, el referente de Socialismo Popular, línea interna del Partido Socialista (PS), manifestó: «Estamos prontos a cerrar el ciclo lectivo y no han levantado un teléfono para discutir mejoras en el sistema educativo.
Nos preocupa que esta discusión la quieran demorar y pasarla por alto. Los trabajadores de la educación debemos ser parte de la discusión salarial y el Gobierno debe abrir instancias de diálogo. Al venir a la ciudad casi escondidos, demuestra que saben que están en falta y que no tienen interés en priorizar la educación», culminó Rondoni.