Dio su versión el joven que fue acusado de abuso

Hizo su descargo y afirmó que es inocente. Sostuvo que nada de lo que dijeron los vecinos es cierto.

El pasado sábado por la mañana un grupo de vecinos que viven en el Asentamiento Pampa Soler, de Concordia, más concretamente en la zona de calle Pública N°2 y Entre Ríos, se manifestaron frente a la casa de un joven del que los vecinos aseguran que había intentado hace algunos días de abusar de una de 8 años, y en la noche de ayer se habría metido en la cama de una vecina y cuando la mujer se dio cuenta el joven salió corriendo.
En diálogo con la prensa de la ciudad del citrus, Leandro Pucheta dijo que lo están acusando de violar a una criatura de cuatro y otra de ocho años y eso no es así: “Un vecino, Héctor, me amenazó y me dijo que me iba a matar. El viernes por tarde salí a comprar unas cosas y me empezó a correr con un rebenque junto a su cuñado. De ahí, me fui a la Comisaría Sexta a hacer la denuncia y luego la policía me acompañó hasta el domicilio para hablar con este hombre, para que me deje de molestar y amenazar”, relató.
“El problema primeramente venía con él. Yo con Jorge y Rocío nunca tuve inconvenientes. Unas horas más tarde, el mismo viernes salgo pero con la cuchilla para protegerme y cuando regresé nuevamente me corrieron y no me quedó otra alternativa de meterme en el domicilio de la casa de Rocío, en calle Entre Ríos y Pública 4. Me agarraron, me tiraron al piso y me pusieron un cuchillo en la cabeza.
Después llamaron a la policía y no me dejaron aclarar lo sucedido”, sostuvo el acusado.
Pucheta comentó que los vecinos manifestaron a los oficiales que había entrado a la casa para robar, entonces la policía lo llevó y lo tuvo aproximadamente tres horas en un rincón. “Luego me trasladaron a la Alcaidía hasta el mediodía del domingo y finalmente a las 19:30 en la audiencia me dieron la libertad y me pidieron que no me acerque por una distancia de 100 metros a Rocío. Me instalé en lo de mi madre y mi señora me llamó diciéndome que no me acerque a mi hogar porque los vecinos habían hecho un escrache en el frente, con pintadas. Fueron con un fierro, destrozaron mi casa y se robaron un montón de cosas”.
El apuntado pidió encarecidamente a la gente que no ataquen en las redes sociales porque no tienen conocimiento de lo que sucedió. “No se dejen llevar por los comentarios de estas personas. Esperemos a ver qué hace la justicia contra mí y que ellos muestren pruebas porque no las tienen. Que busquen mi expediente a ver si salta que alguna vez violé a alguien”, dijo a ElSol.
Por último, Leandro sostuvo que a esta persecución los vecinos la hacen por envidia: “Porque son gente que no progresa, que no tienen nada que hacer y que se manguean entre ellos. Si no pueden vivir tranquilos ustedes déjenme vivir en paz a mí. Se van a terminar peleando entre ustedes cuando no encuentren a quien atacar”, finalizó diciendo Pucheta.

RESUMEN DEPORTIVO