Detuvieron a dos hermanos por diferentes hechos

Los uniformados contuvieron el violento hecho.

Ocurrió durante las primeras horas de este sábado. Primero hubo un robo y luego una situación de violencia callejera.

Agentes de la policía de Entre Ríos detuvieron a dos hermanos durante las primeras horas de ayer, luego de que uno de estos asaltara a un peatón y se diera a la fuga.
Debido a la intervención de los uniformados, el hermano del ladrón quiso agredir a los funcionarios con el claro objetivo de intentar librar su hermano, por lo cual terminó siendo reducido por resistencia a la autoridad y daños a un vehículo que estaba estacionado en la zona del hecho.
De acuerdo a lo informado por fuentes policiales, siendo aproximadamente las 6:30 horas, personal policial tomó conocimiento de un ilícito en intersección de calle Ugarteche y boulevard Irigoyen.
Ya en el lugar se entrevistaron con el damnificado, un ciudadano de 23 años de edad, quien manifestó que se encontraba con un grupo de amigos, cuando de repente fue abordado por un sujeto que mediante amenazas con una supuesta arma de fuego le habrían sustraído su teléfono celular, dándose a la fuga por calle Ugarteche hacia el barrio Cantera 25, indicaron fuentes policiales.
Fue así que de forma inmediata se inició un operativo para dar con el autor del hecho, momentos en que personal de la División Investigaciones visualizó, en calle Pablo Lorentz casi Supremo Entrerriano, a un individuo en forma peatonal de similares características al sospechoso. Dicha persona, al notar la presencia policial, se dio a la fuga, iniciándose así una persecución, logrando aprehenderlo a los pocos metros, tratándose de un sujeto de 21 años de edad.
Durante el momento en que se realizaba dicho procedimiento, de unos de los pasillos, un individuo aparentemente alcoholizado, siendo el hermano del sospechoso, de 23 años, comenzó a agredir verbalmente a los agentes interfiriendo en el accionar policial, al que se le solicita que desista de su actitud.
Pasaron los minutos y el agresor, siempre según el relato oficial de la policía, hizo caso omiso a las advertencias y arrojó piedras en dirección a los uniformados, dañando un automóvil Peugeot 207 Compact, que se encontraba allí estacionado, lo que motivó que los agentes procedan de forma inmediata a aprehenderlo.
Lo acontecido fue informado al fiscal en turno Juan Pablo Gile, disponiendo que ambos sean trasladado a la alcaldía de Comisaria Primera, donde permanecerá alojado a disposición de la causas.
Por otro lado se invitó al propietario del rodado, un ciudadano de 36 años de edad, a que realice la correspondiente denuncia, continuándose con las actuaciones de estilo.