Desde Anses precisaron cómo se distribuyó el IFE

Desde Anses presentaron un informe con el detalle de como se repartieron los $265.000 millones del IFE por territorio.

Chaco y Santiago del Estero fueron las provincias con mayor porcentaje poblacional beneficiado con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el pago extraordinario que dispuso el Gobierno al decretar la cuarentena estricta a fines de marzo, y que replicó en otras dos oportunidades en los últimos seis meses. El pago de los $10.000 alcanzó al 29% del total de habitantes de esos dos distritos. Con porcentajes ligeramente inferiores, le siguen el resto de las provincias del Noreste (NEA) y el Noroeste (NOA).
En el otro extremo, la Ciudad de Buenos Aires fue la que tuvo menor cantidad de habitantes beneficiados con esta asistencia de emergencia, solo el 11% de los habitantes del distrito porteño. En tanto en Chubut, lo recibió el 12% y en Santa Cruz y Tierra del Fuego, el 13% de la población local.
El total de beneficiarios del IFE ascendió a 8.839.044 personas, el 20% de los argentinos, de acuerdo a los números oficiales de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) analizados por la Unidad de Datos de Infobae. Según el organismo conducido por Fernanda Raverta, la cobertura sería aún mayor si se considera que “la prestación es por hogar, es decir, cubre a más de una persona en promedio”. Destinada a los sectores más vulnerables, “es la prestación económica de mayor alcance de la historia argentina”, afirman en la ANSES.
Según datos de la ANSES, las tres etapas del IFE implicaron una erogación total de $265.171 millones, casi un punto del del PBI. Además, precisaron en el informe del mes pasado de la Oficina Nacional de Presupuesto del Congreso que el impacto financiero del COVID-19, al 5 de octubre, se habían ejecutado $257.901 millones, cifra que representa el 28% del total de $941.328 millones destinados por el Ejecutivo a medidas económicas para enfrentar la crisis sanitaria.
El IFE fue dispuesto por un decreto del presidente Alberto Fernández y estuvo destinado a trabajadores informales y monotributistas afectados por la cuarentena, personal de casas particulares, desempleados, así como a los padres o madres beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y a las mujeres que perciben la Asignación Universal por Embarazo (AUE). Solo podía solicitarlo un integrante por familia y no podían recibirlo quienes ya cobraban otro plan social o subsidio por desempleo.

RESUMEN DEPORTIVO