Desbarataron un bunker de la barra de Newell’s

Se encontraron bombos y banderas entre otras cosas.

El parte oficial indica que el club se hace cargo de todo lo que encontraron dentro, alegando ser suyo y no de la barra.

El gobierno de Santa Fe, a través del Ministerio de Seguridad, llevo a cabo este martes dos inspecciones de seguridad preventiva y acciones anti-barrabrava en los estadios de Rosario Central y Newell’s.
Los procedimientos fueron acompañados por el Grupo de Operaciones Tácticas de la Dirección General de Seguridad Rural “Los Pumas” y por la Policía de Acción Táctica, ante el próximo regreso de público a los estadios, por una parte, y de la necesidad de disuadir avances de las barrabravas en la vida institucional de los clubes.
Durante la inspección al club Newell’s Old Boys, las autoridades procedieron a neutralizar la “sala-búnker” fortificada que la barrabrava tenía dentro del estadio. Esta instalación, ubicada frente a la herrería del club se trataba de una cámara blindada por una serie de puertas de hierro de varias cerraduras de alta seguridad cada una y una alarma interna con clave digital. Las llaves y la clave de la alarma estaban en poder de la barrabrava, por lo que fue necesario disponer de herramientas neumáticas para demolerla.
En ese camino hacia esa cámara blindada, debieron sortear una serie de puertas de hierro de varias cerraduras de alta seguridad cada una y una alarma interna con clave digital.
«No estamos dispuestos a conceder que haya salas fortificadas a las que la autoridad policial no tenga acceso. El regreso del público a los estadios requiere acciones contundentes de afirmación de la autoridad legal para mantener a los violentos lejos de los estadios», señaló el Subsecretario de Seguridad Preventiva, Diego Llumá que lideró la inspección.