Denuncian a los arzobispos de Santa Fe y Rosario

Mediante un sistema para recibir denuncias de posibles víctimas de abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia Católica.

Pocas horas después de que trascendiera la noticia de que el Arzobispado de Santa Fe y el Arzobispado de Rosario abrirán una línea de denuncias sobre posibles casos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia, un abogado rosarino se presentó ante la Justicia y denunció a los arzobispos Eduardo Eliseo Martín (Rosario) y Sergio Fenoy (Santa Fe) por los posibles delitos de «Usurpación de autoridad, títulos u honores -art 246 CP y 172 CP- estafas y otras defraudaciones».
Desde la Iglesia se aclara que estas denuncias serán tomadas con fines de investigaciones eclesiásticas internas y que no implican que las posibles víctimas presenten sus casos en la Justicia ordinaria. Incluso, una alta fuente del Arzobispado de Santa Fe explicó a Aire Digital que «todo esto se realiza siempre en colaboración con la Justicia penal, ya que acompañaremos al damnificado ante los jueces en Tribunales».
Sin embargo, el abogado rosarino Carlos Ensinck -de vasta trayectoria en esta ciudad- considera que la forma en que se está planteando este canal de denuncias por parte de la Iglesia puede configurar un delito penal.
En la presentación ante la Justicia, Ensinck considera que «están usurpando funciones que corresponden a la autoridad pública, específicamente al Ministerio Publico de la Acusación, que es el única Institución del Estado de Derecho autorizada a recibir denuncias. La cual cuenta con un código de procedimiento y garantías constitucionales».
«Mons. Eduardo Eliseo Martin -y Sergio Fenoy- están violando las garantías constitucionales de debido proceso y defensa en juicio consagradas por la Constitución Nacional y Pactos Internacionales. La Arquidiócesis de la ciudad Rosario y el Mons. Eduardo Eliseo Martin -y su par santafesino- están promoviendo que cualquier persona les denuncie sobre casos de abuso sexual contra menores y adultos vulnerables, por parte de clérigos y consagrados, y del encubrimiento de los mismos», se plantea en la denuncia.
El denunciante plantea que las Arquidiócesis de Rosario y Santa Fe «se arrogan funciones del Estado que no le son propias, como individualización del daño y la identidad del damnificado. En cuanto a la falsa representación que asume y ejerciendo funciones públicas, sin título o nombramiento expedido por autoridad competente, el damnificado es la Administración Pública y consecuentemente la fe Pública investigara los hechos.

RESUMEN DEPORTIVO