Cuatro detenidos por crimen de policía

Este domingo fueron detenidos cuatro sospechosos por el asesinato de Ariana Micaela Romero, la oficial de la Policía Federal a la que le dispararon en el pecho cerca de su casa en Quilmes, luego de robarle. La mujer tenía una hija de dos años y cumplía tareas como custodia en la Quinta Presidencial de Olivos.
Las detenciones se realizaron en varios allanamientos en el Barrio Novak de esa localidad de la zona sur del conurbano bonaerense.
Romero, de 23 años, fue sorprendida por motochorros a pocas cuadras de su casa de Quilmes, cuando volvía de un kiosco de la zona. Luego de robarle lo que llevaba encima, y antes de escapar, le dispararon.

El hecho
Personal del Comando de Patrullas Quilmes tomó conocimiento del caso en la madrugada, a partir de un llamado al 911 que informó sobre la presencia de un «herido de arma de fuego» en la calle 395 y Carlos Pellegrini, según confirmó Tn.
Al llegar al lugar, constataron que se trataba de una mujer que estaba inconsciente y tenía un disparo a la altura del pecho. De inmediato fue trasladada al hospital El Cruce. Sin embargo en el centro de salud los médicos confirmaron que había muerto.
Un testigo contó que la oficial fue sorprendida por seis motochorros cuando volvía de comprar. «Luego de robarle uno de ellos sin decirle nada le disparó», aseguró.
La joven se había incorporado a la fuerza de seguridad hacía poco tiempo. Además, acababa de ser transferida a la División de Protección de la Residencia Presidencial de Olivos.

RESUMEN DEPORTIVO