Crecen extorsiones sexuales con 1.100 hechos en un año

Se aprovechan de datos y fotos íntimas para sacar algún rédito.

Desde la pornovenganza, hasta chats desarrollado desde la cárceles.

Cada día son más los casos de sextorsión o extorsión con fines sexuales, desde la pornovenganza (amenaza de enviar imágenes sexuales explícitas), hasta chats desarrolladas por criminales desde prisión, donde se hacen pasar por jovencitas para luego presentarse como funcionarios judiciales o policiales, exigiendo una suma de dinero a efectos de que no se realice la denuncia. En todo el país se produjeron en el último año (del 30 de setiembre de 2020 al 30 de setiembre de 2021), 1.100 denuncias relacionadas con este tipo de delitos. Los datos surgen de una nueva Encuesta Mensual de Inseguridad, desarrollada por la ONG Defendamos Buenos Aires y la ONG Defendamos la Argentina con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados.
«Hace pocas horas el Tribunal en lo Criminal (TOC) 2 de Bahía Blanca condenó a Adrián Escobar, un preso que extorsionaba desde un penal bahiense junto a su novia, Andrea Noris, a la pena de siete años de prisión por el delito de «extorsión agravada por intervención de menor de edad. Mediante un prolijo accionar judicial quedó establecido que Escobar, utilizó desde un penal bahiense donde está detenido, un teléfono celular en febrero de este año. A través de la red social WhatsApp simuló ser un jefe policial para exigir a un hombre de 32 años la entrega de 70.000 pesos como condición para no comunicar a la Justicia una supuesta denuncia por grooming y abuso sexual que, según dijo, habrían formulado los padres de una menor de edad. Previamente el ‘tumbero’ había contactado a la víctima simulando ser una chica de 16 años. En esa situación, le solicitó el envío de fotos desnudo, a lo que el hombre accedió, con intercambios que duraron cerca de un mes. Tras esta situación, Escobar llamó a la víctima simulando, primero, ser un jefe policial, quien en tono intimidante le dijo que había que arreglar el problema mediante la entrega de dinero», para evitar una denuncia. Debido a la situación, la víctima entregó el dinero a una mujer que se comunicó con él, quien se hallaba junto con una menor; hasta que días después le reclamaron otra suma en efectivo y decidió radicar la denuncia. Acto seguido, los investigadores encubiertos observaron la maniobra y procedieron a detener a los involucrados. Sin embargo este es solo uno de los 1.100 casos que ocurrieron en nuestro país durante el último año», dijo el Dr. Javier Miglino, Especialista en Seguridad y Director de Defendamos Buenos Aires. La pornovenganza. «En la lejana Santa Cruz, una pareja de contadores públicos tenía una relación sentimental. Al poco tiempo de tener sexo, el hombre pidió a la mujer imágenes explícitas de ella para tener como regalo sentimental. La mujer accedió y el hombre hizo una verdadera colección. Al terminar la relación, poco después de seis meses, el contador que se iba a trabajar a la provincia de Mendoza, amenazó con publicar las fotos en el sitio xvideos si la joven no le pagaba 300 mil pesos. La víctima practicó la denuncia y una nueva causa por extorsión, originada en situaciones sexuales, fue formalizada», dijo Miglino.