Conductor debió estar aislado con su familia

Nicolás Magaldi no estuvo al frente de su programa, El show del problema, por El Nueve, y su lugar fue ocupado por el periodista Diego Iglesias. A través de una videollamada, el conductor explicó el motivo de su ausencia: “Con mi familia pasamos una noche brava y no dormimos muchos”. Acto seguido, brindó detalles de lo que está atravesando: “Con mi familia tengo que estar aislado. Es algo que nos hizo pegar un susto importante. Vi decaído a mi hijo, Bautista, de dos años y nueve meses.
Los nenes a esa edad son hiperactivos y, como lo notaba ‘pachucho’, le tomamos la fiebre y tenía 38 grados. No había comido nada, y lo primero que pensé fue que tenía coronavirus. Uno se pone paranoico. Entonces le dimos ibuprofeno y no le bajó”. Ante ese panorama y, con el temor, llamó a su hermano, que es médico: “Él me dijo que esperara a ver cómo amanecía, pero a la madrugada nos despertamos muchas veces porque tenía mucha fiebre.
Así que tuvimos que ir a la clínica. Lo loco del operativo, porque tuvimos que ir con mi mujer, es que solo puede entrar uno de los dos, así que entré yo con Bauti”. Luego, explicó el momento de sufrimiento que vivió al ver a su nene en un llanto desgarrador.
Quienes pasaron por esto sostienen que es muy doloroso porque tienen que llegar hasta la zona de la mucosa. Incluso, los que se hacen vía oral, también generan lo mismo, ya que deben llegar a la faringe: “No saben lo que es hacer un hisopado de coronavirus a un nene tan chiquito. Es un hisopo muy largo que se mete por la nariz. Hubo que sostenerlo mientras lloraba, pero le quiero agradecer a las doctoras que son un amor”.

RESUMEN DEPORTIVO