Condenado por corromper a menores

El tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay declaró autor material y penalmente responsable del delito de promoción de la corrupción de menores agravada por la condición de guardador, al cura Juan Diego Escobar Gaviria por promoción de la corrupción agravada y en consecuencia, condenarlo a la pena de 11 años de prisión de cumplimiento efectivo y accesorias legales; debiendo cumplir la condena en la Unidad Penal N° 5 de la ciudad de Victoria o en la que oportunamente se determine perteneciente al Servicio Penitenciario Provincial.
El tribunal, integrado por Alejandro Calleja, Alejandra Gómez y Mauricio Derudi, dio a conocer su resolución ayer a las 8:30 horas, indicaron fuentes tribunalicias.
El fiscal Rodrigo Molina y la querella, representada por Mariano Navarro, habían solicitado una pena de 12 años de prisión para el sacerdote mientras que la defensa, que ejercieron Milton Urrutia y Alejandra Pérez, pidió su absolución.
Escobar Gaviria participó del juicio en modo remoto y lo hizo desde la Unidad Penal Nº5 de Victoria donde cumple prisión preventiva por otra causa que se le sustanció por abuso y corrupción de menores.
Cabe recordar que es la segunda sentencia para el cura, quien ya fue condenado a 25 años de prisión en 2017, por los aberrantes delitos sexuales cometidos contra adolescentes, en la localidad de Lucas González, departamento Nogoyá.

RESUMEN DEPORTIVO