Cerró sus puertas la planta generadora de energía

La planta generadora de energía de la empresa Genneia cerró sus puertas. Así fue como lo informaron fuentes cercanas a propósito de la preocupación por los empleados despedidos.
Sus dependencias se encuentran ubicada en calle Allais, al lado de la estación transformadora perteneciente a Energía de Entre Ríos Sociedad Anónima (Enersa).
Según difundieron los colegas de La Pirámide, al lugar concurrieron ayer varios camiones de cuatro empresas diferentes, todas responden a Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (Cammesa), que fueron contratadas para vaciar los tanques de gasoil y así poder desmantelar las instalaciones por completo.
La planta trabajó hasta el día 30 de noviembre y, a partir de ahí, tuvo que reubicar a algunos de sus empleados, en tanto que otros fueron despedidos.
“Innovación, compromiso y sustentabilidad”, tres palabras con las que se presenta en su página web como una compañía integrada, “líder en el suministro de soluciones energéticas basadas en la utilización de tecnologías de última generación en equipamientos térmicos y principal inversor en proyectos de energías renovables en la República Argentina”.
A través de seis centrales térmicas convencionales (gas natural/combustible líquido) en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y Tucumán, y los parques eólicos Madryn -el más importante de la Argentina-, Chubut Norte, Rawson y Trelew en de Chubut, el Pomona, en Río Negro, y Vientos de Necochea, en Buenos Aires, desarrollado junto a Centrales de la Costa Atlántica, y Villalonga, “generamos energía que el Sistema Argentino de Interconexión entrega a todo el territorio nacional”, reza su propia descripción.

RESUMEN DEPORTIVO