Carla Vizzotti asumió como ministra de Salud

Tras el escandalo que provocó la salida de Ginés González García, la exsecretaria de Acceso a la Salud prestó juramento.

Carla Vizzotti, hasta ahora secretaria de Acceso a la Salud, juró ayer ante el presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos como nueva ministra de Salud en reemplazo de Ginés González García tras el escándalo por el llamado «Vacunatorio VIP».
Entre familiares, amigos y varios funcionarios, la flamante ministra fue designada como número uno en Salud. Vizzotti es especialista en medicina interna, tiene 47 años y es graduada en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Durante la pandemia tuvo un rol activo, con alto perfil público, y fue la encargada de negociar con Rusia para que llegaran las primeras dosis de la vacuna Stupnik V.
Además, se nombró al viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, para ocupar el mismo puesto pero en Nación.
Los cambios en el Ministerio de Salud se produjeron luego de la polémica generada cuando el periodista Horacio Verbitsky dijo públicamente en un programa de radio que se le aplicó una vacuna contra el coronavirus en dependencias de esa cartera.
Sobre el escandalo, algunos de los involucrados se manifestaron al respecto. «Nos vacunamos con personal de salud del Hospital Posadas, que es el hospital nacional de referencia, luego de haber sido invitados por el presidente Alberto Fernández a integrar su comitiva en el viaje a México. (…) Jamás ejercimos un privilegio», se defendieron el senador Jorge Taiana y el diputado nacional Eduardo Valdés a través de una extensa carta publicada por redes sociales.
«A mi me vacunaron. Me llamaron, pero soy de la Provincia y tengo 90 años. Fui al hospital, hice la cola, todo lo que se tiene que hacer», señaló Estela de Carlotto, y apuntó contra Verbisnky: «Es extraño que lo haya hecho público con lujo de detalles, con una cosa tan fuera de lugar y casi casi como un hecho político de entorpecimiento. Me llama mucho la atención. (…) Perdónenme, yo lo conozco mucho (a Verbitsky), y estas actitudes así, yo creo que hay que investigarlas».
Hugo Moyano, por su parte, dijo: “El Gobierno de la Ciudad nos proveyó de vacunas para el Sanatorio Antártida. Como soy el presidente del sanatorio y de la obra social del sindicato me vacuné”. Hasta el momento ningún funcionario del Ejecutivo porteño se respondió públicamente.

RESUMEN DEPORTIVO