Boca ganó en Colombia y sigue sumando en la Copa

Los Xeneizes fueron más durante todo el partido y le ganaron al DIM aprovechando un error defensivo.

Sin el brillo de otros encuentros y en un partido de desarrollo menos que discreto, Boca se quedó con tres puntos importantísimos que lo dejan muy cerca de los octavos de final.
El equipo de Miguel Ángel Russo, que siguió las alternativas desde Argentina, derrotó por 1 a 0 casi sobre el final a Independiente Medellín, en un partido correspondiente a la cuarta fecha de la ronda de grupos de la Copa Libertadores. Eduardo Salvio, el goleador de la era Russo, fue quien pudo abrir el marcador en un encuentro en el que Boca generó muchas ocasiones, pero se equivocó casi siempre en la definición.
En los primeros minutos el partido fue equilibrado. Boca avisó en dos oportunidades. Una de ellas, con un remate de Tevez detenido por el arquero Mosquera. De todos modos, el local tomó la pelota y buscó el arco de Andrada, pero sin ideas.
Al cabo de los primeros 45 minutos, y ya sin Gonzalo Maroni, que tuvo que dejar la cancha por lesión, Boca fue un poco más que su rival en un duelo con muchas interrupciones, falto de ritmo. El equipo argentino pudo contraatacar cada vez que el rival perdió la pelota en el medio campo, pero no supo capitalizarlo cuando llegaba al área.
En el segundo tiempo, Somoza modificó en la delantera: Walter Bou por Soldano, para buscar más peso en la ofensiva. Tevez volvió a aparecer en el amanecer y habilitó a Pol Fernández; el disparo del volante pasó muy cerca del segundo palo de Mosquera.
Después de casi 20 remates al arco, Boca finalmente abrió el marcador. Lo mereció y lo consiguió cuando a la noche en Medellín le quedaba muy poco. De un error en la salida, Capaldo quedó habilitado; buscó el gol pero Mosquera lo tapó y el rebote le quedó a Eduardo Salvio, que acompañaba la jugada, y con el balón esquinó el remate para poner el 1 a 0 para ganar y quedarse con la punta del Grupo H.

RESUMEN DEPORTIVO