Atacaron sala de atención de recién nacidos

Un hecho de vandalismo afectó las instalaciones del hospital San Benjamín, de Colón: una piedra de grandes dimensiones fue arrojada contra el edificio, produciendo la rotura de un vidrio en la «sala de recepción de neonatos».
El mismo nosocomio remarcó que no es la primera vez que sucede un hecho parecido. Incluso, se denunció que el objeto tenía «prácticamente el tamaño de una cabeza» de bebé, por lo que alertaron de la peligrosidad del atentado. «El hospital es de todos, lo sostenemos entre todos y lo defendemos entre todos», recalcaron.
«Por suerte el vidrio en todo caso se cambia, el tema es que quién practica puntería con ese lugar, que no es la primera vez que lo hace”, indicaron en un escrito desde el establecimiento de salud.

RESUMEN DEPORTIVO