Asesinan a balazos a un ex concejal en Rosario

Eduardo Trasantera era el padre de una de las víctimas del Triple Crimen de Villa Moreno.

Este martes, a plena luz del día, el pastor evangelista Eduardo Trasante fue ultimado a tiros en su domicilio en la zona oeste de Rosario. Según las primeras líneas de investigación, dos hombres habrían ingresado a la vivienda y a los pocos minutos lo ejecutaron.
Trasante era el papá de Jeremías, una de las víctimas del Triple Crimen de Villa Moreno, el asesinato de tres jóvenes militantes barriales fusilados por soldaditos narcos que ingresaron a la canchita de fútbol el 1 de enero de 2012, accionaron una ametralladora y acribillaron a los chicos.
El hecho marcó a fuego a la ciudad de Rosario y el ascenso de los índices de homicidios a niveles récord como consecuencia de la disputa por el control territorial para la venta de drogas. En 2014, Trasante perdió a otro de sus hijos, Jairo, muerto a tiros en otro hecho de violencia extrema.
En su lucha por justicia, el pastor pasó a integrar el Frente Darío Santillán, donde militaba su hijo y en las elecciones de 2017 fue elegido concejal por la agrupación de centroizquierda Ciudad Futura.
En el debate de candidatos de esa elección, Trasante concluyó su presentación mostrando la foto de la ametralladora con la que habían asesinado a su hijo: «Soy candidato porque Ciudad futura es el cambio que Rosario necesita y para terminar con esto», dijo el pastor en referencia a los índices de violencia.
Pero Trasante pudo ocupar su banca unos pocos meses. En 2018, una denuncia sobre un presunto hecho de abuso sexual lo obligó a renunciar. «La banca es del partido», le dijeron los capitanes de Ciudad Futura. El hecho nunca se esclareció y los principales dirigentes de la agrupación tampoco dieron mayores explicaciones. Lo curioso fue que tampoco existió denuncia penal en fiscalía, como indica el protocolo sobre violencia de género.

RESUMEN DEPORTIVO