Argentina y Uruguay trabajan en una agenda común

Argentina y Uruguay avanzaron este martes en el diálogo para profundizar las relaciones diplomáticas, al margen de las diferencias ideológicas que exhiben Alberto Fernández y Luis Lacalle Pou. Ambos presidentes consideran vital la relación bilateral y apuestan a mejorar los términos del intercambio comercial, combatir la pesca ilegal, y hasta estudian la posibilidad de construir un puente que una las dos naciones del Río de la Plata.
En términos formales este diálogo apunta a concretar lo que los presidentes Alberto Fernández y Luis Lacalle Pou acordaron en la idea de profundizar las coincidencias y apartar las diferencias dentro de una ambiciosa agenda bilateral cargada de temas comunes. Ambos mandatarios hablan mucho más de lo que se sabe a pesar de que pertenecen a partidos políticos diferentes. Los dos jefes de Estado se mensajean por WhatsApp y hablan por teléfono asiduamente. Hace 10 días intercambiaron una charla por teléfono y coincidieron en profundizar las relaciones por medio de sus respectivos embajadores.
De esta manera, este martes en Buenos Aires, el embajador uruguayo Carlos Enciso se reunió con el canciller Felipe Solá y en Montevideo Alberto Iribarne presentó sus cartas credenciales ante el canciller Francisco Bustillo. En ambos encuentros se repasaron los temas de la agenda bilateral y regional para avanzar cuanto antes en temas comunes.
“Tenemos la firme decisión de trabajar con Uruguay en profundizar las coincidencias en el plano bilateral e internacional y no en incentivar las diferencias que podamos tener desde lo ideológico”, explicó Iribarne en diálogo con Infobae después de la reunión con el canciller de Uruguay. A la vez, el embajador Enciso comentó que “la idea de la nueva agenda entre Uruguay y Argentina es empezar a trabajar a fondo con temas de interés común en función de la extensa historia que une a nuestros pueblos”.

RESUMEN DEPORTIVO