Alertan por más estafas virtuales y telefónicas

Se trata de una modalidad cada vez más usada.

Las víctimas suelen ser personas mayores. Hay dos modalidades usadas.

Desde la Jefatura departamental Uruguay alertaron a la población, en relación a una modalidad delictual de «estafa”, la que siempre comienza por un contacto telefónico, ya sea de línea de teléfono fijo o celular. Tal como ocurrió en los últimos días, la estrategia consiste en hacerle creer a una persona, telefónicamente y mediante un elaborado engaño, que el llamado se realiza desde la entidad bancaria y se encuentran cambiando la tarjeta de cobro, de las que poseen banda a las que contienen chip, preferentemente a personas mayores, puntualizaron desde la policía. Es importante tener en cuenta que en la mayoría de los casos, es la propia persona la que atiende la llamada, la que finalmente aporta detalles de los datos personales necesarios para poder operar con la información bancaria y así sustraer el dinero de sus cuentas. Si bien los delincuentes llaman a números telefónicos elegidos al azar, puede ocurrir que ya cuenten con alguna información de la persona que recibe la comunicación, llamándolo por su propio nombre o apellido. Hoy en día, resulta fácil conocer cuál es el número telefónico que corresponde a una dirección puntual y cuál es el nombre y apellido del titular de la línea, por lo que los delincuentes pueden contar con esa información de antemano, aún sin conocer a quienes están llamando.
Atento a lo mencionado se informa uno de los diferentes métodos de estafa es el “Phishing”, término informático que distingue a un conjunto de técnicas que persiguen el engaño a una víctima ganándose su confianza haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio. En el contenido del correo electrónico se le solicita al usuario ingresar a un link para la actualización de datos o actualización de sistema de seguridad de la cuenta. Ingresando al mismo se le van solicitando datos a la víctima, la cual cumpliendo con su buena fé brinda los datos. Una vez suministrados los datos, los delincuentes ingresan a la cuentan de la víctima, con los datos que esta misma les brindo y realizan extracciones, transferencias, préstamos personales y otras operaciones. Por este motivo se informa que en caso de recibir correos electrónicos proveniente de alguna entidad, el cual le suministra un link para ingresar a corroborar y actualizar datos, no ingresar y comunicarse con la policía para informar lo acontecido.
Otra estrategia de los estafadores son mediantes llamados telefónicos que refieren pertenecer a alguna entidad, solicitando que realicen transacciones en los cajeros automáticos, ante algún tipo de reintegro de dinero, generalmente enmarcado en un retroactivo por reparación histórica para jubilados de ANSES.