Advierten sobre la gran demanda

Un trabajador de salud del Hospital Justo José de Urquiza publicó en su perfil de Facebook cuál es la situación que se vive allí.
«El intenso ritmo de trabajo de los servicios y su capacidad están al borde del colapso. Cada pérdida de un ser querido es irreparable, no hay palabras de consuelo. Pero la realidad pasa por la ocupación de camas. Los pacientes con covid-19 requieren de internaciones prolongadas, limitando su capacidad al resto de las patologías existentes, sean del origen que sean.
En resumen, no estamos a cama caliente, ¡estamos sin camas! Ojalá que no les pase, pero aquellos que necesiten una , si no logran la internación en la ciudad, deberán ser derivados a otro centro asistencial de otra ciudad. Aunque la provincia se encuentra al límite», confirmó.

El pedido a la comunidad
Finalmente, el trabajador remarcó: «Tuvimos un año para aprender a: usar barbijo, lavarnos las manos, alcohol en gel, la ventilación de todos los espacios y evitar las aglomeraciones. Seamos responsables en las aperturas y las restricciones. Cuidarse significa cuidar a los demás. ¡Cuidemos nuestra salud y la economía porque todos somos esenciales a la hora de sobrevivir!»
A todo esto, trascendió que los empleados del nosocomio, que están en permanente contacto con los pacientes de coronavirus, comenzarían a trabajar en burbujas.

RESUMEN DEPORTIVO