A favor de la vuelta del público a las canchas

El entrenador de Boca, Miguel Ángel Russo, lamentó ayer que no pueda haber gente en los estadios a la vez que anheló que prontamente regrese el público en la Argentina y al opinar de la situación de Guillermo Pol Fernández indicó que «son cuestiones personales y del club».
El elenco de La Ribera visitará al Inter en Brasil el próximo miércoles y al respecto Russo señaló: «Es un partido por octavos de final ante un equipo brasilero al que le tenemos mucho respeto. Es un partido de 180 minutos». «Con todo lo que significa para Boca jugar Copa, todo tiene condimento, lástima que sea sin gente. Esperemos que ahora que abren los teatros en la Argentina, la gente pueda volver a los estadios y que trabajen los periodistas de la mejor forma», expresó.
En ese sentido agregó: «Más allá que los candidatos sean los de siempre, la Copa se va desgranando, será todo muy parejo. Sin público y sin nada, quiero definir en La Bombonera porque me gusta». En cuanto a lo futbolístico, Boca viene de perder dos partidos consecutivos y el entrenador comentó: «Estamos tan acostumbrados a ganar que parece que todos son errores ahora, pero esto forma parte de todo esto también».
Luego, Russo habló acerca de la situación de Fernández, quien le comunicó al club que no quería renovar su préstamo ya que su intención era emigrar a Europa y por esa razón el Consejo de Fútbol tomó la decisión de apartarlo del plantel profesional hasta la finalización de su vínculo.

RESUMEN DEPORTIVO