Terremoto de magnitud 7,7 azotó el sur de Chile: Las primeras imágenes

Un terremoto de magnitud 7,7 ha sacudido la parte meridional de Chile en las horas de la mañana, al sudeste de la ciudad de Puerto Quellón, a la altura de la provincia de Chubut. Tras una alerta de tsunami, evacuaron las zonas costeras.

Este domingo 25 de diciembre un terremoto de magnitud 7,7 ha sacudido la parte meridional de Chile, según informa el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés). Tras una alerta de tsunami, ha empezado la evacuación de las zonas costeras. En la localidad de Los Lagos se reportan aproximadamente 4.000 evacuados.

El fuerte sismo se ha registrado a las 11:22 de la hora local a unos 40 kilómetros de profundidad y a 26 kilómetros al sudeste de la ciudad de Puerto Quellón, de acuerdo con los datos del Observatorio Sismológico Europeo del Mediterráneo. Un puente que une Quellón con la localidad de Castro se derrumbó tras los temblores.

El Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) ha emitido una alerta de tsunami para las costas de la Región de Los Lagos. Por su parte, el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (PTWC, por sus siglas en inglés) ha alertado de la posible amenaza de olas de tsunami de 1 a 3 metros que podrían alcanzar costas situadas a hasta 1.000 kilómetros del epicentro.

Las primeras imágenes

Han sido publicadas en la Red las primeras imágenes del terremoto de 7,7 que azotó la parte meridional de Chile este domingo por la mañana. El sismo, cuyo epicentro se localizó a 26 kilómetros de la ciudad de Puerto Quellón, ha despertado las alarmas de peligro de tsunami, que podría alcanzar las costas del país.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
Los habitantes de la región han informado por las redes sociales que como resultado del fenómeno han resultado seriamente afectadas varias carreteras que han sido cerradas temporalmente.

Aún se desconoce si hay heridos o víctimas mortales. Por ahora, las autoridades han comenzado las labores de evacuación en las zonas de riesgo y han instado en especial a los habitantes de la parte costera a abandonar las playas.

Compartir