Sebastien Loeb es el nuevo puntero de la competencia

    Peugeot hizo un contundente 1-2-3 en la etapa de ayer que otra vez estuvo complicada por el mal tiempo.

    El equipo francés Peugeot saboreó su segundo podio de este Dakar 2017 luego de que sus pilotos Sebastien Loeb; Stéphane Ṕeterhansel y Cyril Despres marcaran el 1-2-3 de la octava etapa, que unió la ciudad boliviana de Uyuni con Salta y que marcó el regreso de la competencia a nuestro país tras ocho días de competencia.
    Una vez más la meteorología volvió a complicar las condiciones del trazado y a raíz de las lluvias la especial de la parte boliviana se acortó de 246 a 174 km y, después de la neutralización, ya se completaron los kilómetros restantes.
    Peor aún, el mal tiempo provocó un gran deslizamiento de tierra en la localidad de Volcán, Jujuy, por donde debía pasar el enlace del Dakar mañana miércoles, como parte de una novena etapa considerada el filtro argentino de la competencia, que incluía la Súper Belén, y la organización decidió ayer suspender completamente la siguiente etapa, según anunció en un comunicado.
    La situación, explicó, no sólo obligó a desviar la caravana de vehículos del Dakar en su camino a Chilecito, sino que la organización pondrá a disposición de las autoridades sus propios medios y recursos sanitarios para reforzar las tareas de salvamento en Volcán, donde ya se reportaron víctimas y graves daños materiales.
    La primera parte de la etapa disputada ayer fue muy complicada por la niebla y el barro y, ya en la segunda, los caminos se tornaron pedregosos y muy veloces, al mejor estilo World Rally Car (Campeonato Mundial de Rally), lo que fue aprovechado por ganador de la etapa, quien tiene nueve títulos en esa especialidad.
    El resultado de ayer, más allá de ratificar el dominio del léón, levanta el avispero en la casa francesa ya que Loeb se convirtió en el el nuevo líder de la clasificación general y aunque la diferencia entre ambos es de sólo 1m. 38s., Peterhnasel avisó que teme que alguna orden de equipo lo perjudique como le pasó en 2014 con MINI cuando debió cederle el triunfo a Nani Roma.

    Compartir