Rechazan una devaluación brusca como solución

El gobierno ratificó que el objetivo es achicar el déficit fiscal.

Fernández junto a Cafiero y Todesca desmintieron la posibilidad de que se busque alentar una variación brusca del tipo de cambio.

Desde el Gobierno volvieron a rechazar este domingo la posibilidad de alentar una variación brusca del tipo de cambio, al entender que las medidas económicas dispuestas mostrarán su efecto en el mercado en un mediano plazo junto a un gradual incremento de la oferta de divisas y el avance en un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
En ese sentido, el presidente Alberto Fernández aseguró que será necesario «ordenar el mercado bursátil» de divisas, donde cotizan los dólares MEP y CCL con brechas de casi el 100% respecto del oficial, y que, también, será «fundamental» el programa que se logre cerrar con el FMI para quitar volatilidad a la moneda.»El viernes estuvimos viendo con Martín Guzmán que debemos trabajar para ordenar el mercado bursátil. Para eso es fundamental ordenarse en un programa con el Fondo Monetario, que el martes mandó por primera vez a su grupo técnico», precisó el Presidente.
«En el contexto de los programas fiscales con el Fondo podremos ordenar el problema de la divisa», expresó Fernández, quien comentó que se está trabajando para que el organismo al que la Argentina debe más de US $44.000 millones comprenda la necesidad de «seguir destinando recursos a los sectores más necesitados». Al mismo tiempo destacó que al asumir su mandato se encontró con «un Banco Central lánguido, sin reservas, vacío, con pocos dólares de libre disponibilidad» y que se buscó «privilegiar el uso de esos dólares en la compra de insumos», por lo que se limitó el ahorro en dólares con medidas como el impuesto PAIS o el 35% de anticipo de Ganancias.
«La pandemia ha desordenado la economía, en todo el mundo. Nosotros también lo padecemos y sobre fin del año vamos a tener el panorama más claro para enfrentarlo en 2021», detalló el Presidente. Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, insistió que «la economía argentina no se ajusta por el dólar blue» y que «hoy nada nos indica que el tipo de cambio oficial, que es donde se rige la economía, deba estar mucho más alto de lo que está».»Tenemos que generar políticas para que haya más oferta y son políticas públicas a largo plazo, no hay una mayor oferta con una sola medida, no existe eso», sostuvo Cafiero en declaraciones a Radio Mitre.Por su parte, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, dijo que la brecha en el dólar bajará «en la medida en que se avance en los objetivos de mediano plazo y no se soluciona con un cambio brutal del Gobierno», en referencia a una fuerte devaluación.
«La brecha no cederá en el corto plazo, porque los problemas del mercado de cambios reflejan problemas estructurales», dijo la funcionaria al asegurar que la confianza se va a ganar «en la medida en que la política económica avance más en los objetivos que se plantearon en el mediano plazo».
«Generar una devaluación fuerte lo que pasará es que los precios aumentarán, el salario real caerá y la economía se contraerá todavía más, porque las devaluaciones son contractivas», explicó Todesca Bocco.