Presentaron un amparo ambiental contra la Provincia

Afirman que las autoridades no cuidaron el ambiente.

La causa se da por una planta de extracción de arenas silíceas ubicada en Ibicuy.

Entidades ambientalistas piden que se declare nulo y se revoque el certificado de aptitud ambiental que la Municipalidad de Ibicuy otorgó a la planta de extracción de arenas silíceas que el grupo Arenas YPF tiene en esa localidad.
El amparo ambiental colectivo ingresó el miércoles pasado, 14 de abril, a la Cámara Civil y Comercial, Sala III, de la ciudad de Paraná, con la carátula “Fundación Cauce: Cultura Ambiental – Causa Ecologista – y otro C/ Gobierno de la provincia de Entre Ríos y otros S/ Acción de Amparo (Ambiental)”- Expte. Nº 10480.
El objetivo de la acción es que se declare la “nulidad del Certificado de Aptitud Ambiental emitido por el Municipio de Ibicuy, firmado por su presidente municipal, Gustavo Roldán, revocándolo en todos sus términos”.
Ese certificado fue otorgado a la Planta de Beneficio cantera ‘El Mangrullo’, perteneciente al grupo Arenas YPF. Las arenas silíceas se utilizan para la explotación petrolífera mediante la técnica de fracking.
También se solicita una “condena al Gobierno de la Provincia de Entre Ríos por sus omisiones en el control que debió ejercer en su carácter de garante de la protección ambiental y de todos los bienes ambientales que le pertenecen por encontrarse en su territorio, principalmente, en el desarrollo del proceso de evaluación de impacto ambiental”.
Asimismo, se reclama una “condena a la empresa YPF S.A. por el incumplimiento de regulación legal ambiental nacional y de la Provincia por comenzar la instalación y puesta en funcionamiento de una planta de lavado de arenas silíceas en un área natural protegida por ley provincial, ordenándole retirar todo lo construido en el predio el Mangrullo y la recomposición del ecosistema al estado anterior a su intervención”.
La Fundación Cauce viene haciendo un seguimiento y monitoreo de proyectos y obras con posibles impactos socio-ambientales negativos en la Cuenca del Plata y el sistema de humedales de los ríos Paraná-Paraguay, más concretamente en las actividades de extracción y procesamiento de arenas silíceas con destino a Vaca Muerta.