Preocupación por el río Paraná

La bajante histórica que atraviesa el río Paraná es un fenómeno sin precedentes, al menos desde que en el país se llevan los registros. “Lo que más llama la atención es que se da cada 30 o 40 años”, explicó el ingeniero Carlos Paoli, docente e investigador del Departamento de Hidrología General y Aplicada y de la FICH desde el año 1972.
Paoli sostuvo que tanto las bajantes como las crecientes “son caras de una misma moneda” y son situaciones “extraordinarias”. Además adelantó que las previsiones para el corto plazo no son alentadores y advirtió que el mes que viene el río estará en una situación “similar” a la de 1969.
“Los estudios del agua los hace el Instituto Nacional del Agua a través de sus sistema de alerta hidrológico y los avisos de corto plazo, el último fue emitido el martes tiene pronóstico para el 29 de junio y para el 6 de julio donde en Paraná tiene un valor de 15 centímetros por debajo del cero para el 29 y de 27 cm por debajo del cero para el 6, con lo cual estaríamos ya en situaciones similares a la del año 69”, explicó el exdirector del Centro Regional Litoral.