Pensemos en los mayores

Sr. Director:
Días atrás leía en este diario una noticia que hablaba sobre la queja de un grupo de vecinos que hacían largas colas en el banco, a la intemperie, pasando frío y en la cual había adultos mayores.
Me gustaría expresar que yo también lo he tenido que vivir y sin dudas, es horrible. Tirados como perros callejeros sin un reparo que te ayude a aguantar el frío, con lo fácil que sería que dejen entrar a por lo menos un grupo reducido de personas dentro del establecimiento, ayudando de esta manera a que nadie este expuesto a pasar frío.
Porque claro, sí uno se enferma haciendo fila por estas afuera a las 6 am que es cuando uno ya va a hacer fila al banco, el único que te cubre los remedios, sos vos mismo ya que nadie se hace cargo de esta situación. Que importante es humanizar algunos protocolos sanitarios que datan de mucho tiempo atrás.

Viviana Peña