Macri y Bachelet evocarán la batalla de Chacabuco

Los mandatarios encabezarán en la ciudad chilena de Colina, la ceremonia central conmemorativa el bicentenario de la batalla.

Los 140 militares argentinos y chilenos que recrean el cruce de los Andes que realizó el general José de San Martín hace 200 años llegarán mañana a la Cuesta de Chacabuco, en Chile, lugar donde se libró la histórica batalla con la que se inició el proceso de liberación del país trasandino que culminaría tiempo después con el combate de Maipú.
En ese encuentro, Macri y Bachelet hablarán de renovar el impulso a la relación bilateral, tras los avances relevantes logrados en anteriores reuniones, y además abordarán los detalles del próximo encuentro entre los cancilleres y ministros de comercio de los países miembros del Mercosur y la Alianza del Pacífico, fijado para el mes de abril.
El contexto internacional de este encuentro bilateral y de la reunión de cancilleres de ambos bloques económicos marcado por las nuevas políticas comerciales estadounidenses será uno de los principales temas del diálogo bilateral, siguiendo la misma línea de lo acontecido días atrás durante la visita de Macri a Brasil. En la cuesta de Chacabuco habrá una ceremonia militar con la presencia de los presidentes de Argentina y de Chile, Mauricio Macri y Michelle Bachelet, respectivamente. Los expedicionarios de ambos países en un clima de confraternidad que empezaron a forjar a partir de su salida el último 26 de enero, desde los cinco pasos situados en las provincias de Mendoza y San Juan, ingresaron a territorio chileno el 3 de febrero.
El buen clima acompañó la totalidad de la travesía a los efectivos militares que debieron pasar por alturas superiores a los 4000 metros, en el cordón del Espinacito, en la provincia de San Juan, mientras que al ingresar a Chile, tanto las columnas que salieron de Uspallata como de Los Patos tuvieron menos inconvenientes.
Tras salir la columna de Uspallata desde el punto limítrofe del Cristo Redentor y la de Los Patos desde Valle Hermoso, ambas confluyeron en la localidad chilena de San Felipe, donde se realizó un homenaje a los denominados “Mártires del Aconcagua” con la presencia de las máximas autoridades chilenas de la región.
En San Felipe, cuenta la historia que tres de los espías que tenía el general San Martín en Chile para preparar la travesía por la cordillera, José Antonio Salinas, Pedro Regalado Hernández y Juan José Traslaviña, fueron delatados y ahorcados en la plaza de armas de esa ciudad dos meses antes de iniciarse el cruce de Los Andes.
Este tipo de recreación de acontecimientos históricos fueron frecuentes durante el paso de los militares en territorio chileno, en donde recogieron el cariño y la admiración de muchas personas que conocían la historia de su comunidad y su relación con el paso de las tropas de San Martín.

Compartir