La Justicia decretó la quiebra del Correo Argentino

La S.A. llevaba más de 20 años en concurso de los acreedores. En JxC dicen que el Gobierno «busca venganza».

La jueza comercial Marta Cirulli decretó la quiebra de Correo Argentino S.A., compañía de la familia del expresidente Mauricio Macri, de acuerdo al fallo publicado ayer en el sitio oficial del Poder Judicial de la Nación. La resolución llegó después de dos décadas de concurso de acreedores, un escándalo político, causas y denuncias penales, y una deuda millonaria de la empresa con el Estado.
La magistrada prohibió la salida del país hasta el 1° de noviembre próximo a los administradores que respondían a la familia Macri, accionistas de la empresa Socma que controlaba al Correo.
“A lo largo de todo ese tiempo variaron sensiblemente los indicadores económicos y sobrevinieron sucesivas devaluaciones de nuestro signo monetario con gran pérdida del valor adquisitivo, lo cual es de conocimiento público. En esa situación, no podría razonablemente suponerse que aquellos acreedores Categoría C -antes aquiescentes- aceptarían ahora la llamada mejora de propuesta, tratándose de créditos devengados hace dos décadas”, detalló la jueza en un fallo de 44 páginas.
El concurso de acreedores del Correo Argentino se había iniciado en 2001, cuando la empresa del Grupo Macri dejó de pagar desde años atrás el millonario canon que le correspondía para poder explotar la concesión del correo oficial.
Durante el gobierno de Macri, el Estado aceptó una oferta del Grupo Macri para pagar la deuda en 15 cuotas, pero no prosperó porque la fiscal de la Cámara Comercial Gabriela Boquín determinó que era ruinoso para las arcas del Estado.

Respaldo a Mauricio Macri
Algunos de los dirigentes de la coalición opositora, como Larreta, Vidal, Carrió y Patricia Bullrich, salieron a respaldar al ex presidente y acusaron al Gobierno de “buscar venganza” contra él. “Contás con todo mi apoyo, @mauriciomacri, y el de millones de argentinos que saben de tu compromiso con el país”, publicó Larreta en su Twitter; Carrió acusó a “Zannini y sus jueces y fiscales adictos”.