Gimnasia y Esgrima chocó contra el líder y un pésimo arbitraje

Gimnasia y Esgrima perdió nuevamente de local ante Gimnasia y Tiro de Salta.

▌El Lobo uruguayense hizo un buen partido pero volvió a sufrir la falta de gol y una desastroza labor del árbitro platense Bruno Amiconi. Perdió por 1 a 0 ante Gimnasia y Tiro con gol de Matías Birge.

Gimnasia y Esgrima cayó ayer por 1 a 0 ante Gimnasia y Tiro de Salta por la 21º fecha de la Zona B. La victoria le permite momentáneamente al conjunto salteño ser el único líder por lo menos hasta que se complete la fecha hoy.
Luego de la dura caída en Gualeguaychú el equipo de Hernán Orcellet mostró una cara totalmente distinta, salió decidido y con una propuesta ofensiva ante los dirigidos por Rubén Forestello. Con la movilidad de Juan Manuel Rodríguez, Nicolás Musico y Agustín García el local manejó las accione y fue vertical hasta el área. Allí se vuelve a repetir la gran falencia de este equipo, no puede concretar, le cuesta una enormidad resolver.
Gimnasia y Tiro no estaba para nada cómodo en el Núñez. No lograba conectar sus líneas y el Lobo uruguayense coqueteaba con el gol. A los 18´por centímetros no convirtió Agustín García luego de un centro de Rodríguez. La pelota se fue abriendo y salió pegadita al palo.
Oviedo y Favre le ganaron constantemente las espaldas a los volantes del equipo salteño y en sus pies pasó todo el fútbol del local. Pero cuando no encontraba respuesta Gimnasia y Tiro, las halló en los constantes beneficios que le dio Bruno Amiconi. Una rápida expulsión de Lazza le dio algo de alivio a los de Forestello cuando iban 25 minutos.
Pese a las adversidades el Lobo mantuvo la intensidad de seguir yendo a buscar, chocando contra la defensa y la falta de jerarquía para convertir. Con la ventaja numérica Luciano Herrera agarró mal parada a la defensa, Carraco tomó el centro pero Bustos tapó de manera formidable y en el rebote Matías Birge la mandó al fondo de la red. Muchísimo premio para el que mennos propuso.
En el complemento Gimnasia se topó con el bueno de Luciano Silva. Primero le sacó el gol a Juan Manuel Rodríguez y luego metió un manotazo salvador a un tiro de zurda de García.
De ahí en más la visita hizo lento el juego, Amiconi y sobre todo el asistente 1 Guillermo Yacante condicionaron el juego con pequeños fallos tendientes a no poner en riesgo el resultado favorable al visitante.
Segunda caída consecutiva para el Lobo, con la salvedad de que mostró una idea de juego interesante. Se vendrá el próximo viernes Chaco For Ever, en Resistencia.