Gimnasia se rearma y apura la llegada de dos refuerzos para el segundo semestre

Enzo Oviedo, un viejo conocido que está cerca de volver a vestir la camiseta de Gimnasia.

Luego de los alejamientos de Griego, Amarilla, Britos y Piñón; podría volver el mediocampista Enzo Oviedo y además llegaría un defensor central.

El Lobo tendrá mañana la posibilidad de volver a encontrarse con la victoria cuando reciba a Unión de Sunchales en el estadio Núñez a las 15:00 hs por la undécima fecha del Federal “A”. Este cotejo será arbitrado por Joaquín Gil, de San Pedro. Es evidente que luego de un buen arranque en las tres primeras fechas con nueve puntos, al equipo de Hernán Orcellet le viene costando encontrar una idea de fútbol asociado. De ahí los constantes cambios que hacen que el cuerpo técnico busque variantes en casi todos los partidos, sin poder tener un once inicial consolidado.
Independientemente de lo importante que resulta este choque para enderezar el rumbo, conseguir los tres puntos y conseguir esa cuota de confianza necesaria; se trabaja en la llegada de dos refuerzos para lo que resta del campeonato, que es mucho ya que se llevan disputadas diez fechas de treinta.
En el ascenso, la Asociación del Fútbol Argentino abrió el cupo para cuatro incorporaciones, con fecha límite el viernes 9 de julio próximo. Por lo que se sabe, el Lobo hará uso de dos cupos; un defensor y un mediocampista.
Sabido es que ya no está el lateral Agustín Griego , quien finalizó su contrato y emigró a Deportivo Madry, un club con otro poderío económico y que hoy manda en la Zona A. Además, se sumó la decisión de Emanuel Piñón de ponerle fin a su carrera como futbolista profesional tras haber cumplido con su contrato profesional. El joven volante central que se recuperó de una afección cardíaca luego de una intervención, estaba a disposición del cuerpo técnico e incluso llegó a tener minutos en San Francisco, pero su decisión estaba tomada de antemano y asociada a su interés de poder terminar su carrera universitaria y priorizar otra posibilidad laboral. Finalmente hubo dos bajas asociadas a una decisión del cuerpo técnico y motivadas en el bajo rendimiento o directamente el no haber formado parte de una convocatoria como los casos del defensor Nahuel Amarilla y el volante Ramiro Britos.
Con todas estos alejamientos, el plantel del Lobo se vio reducido el pedido del cuerpo técnico a la dirigencia fue priorizar la búsqueda de un defensor que pueda cubrir las ausencias de Griego y Amarilla. En segundo orden un volante que les pueda aportar una cuota de juego y experiencia a un plantel muy joven al que apuntalan el arquero Flores Oriques , Presentado en el fondo, Ardetti en mitad de cancha y Leguizamón y Tarasco arriba.

Los que llegarían
En las últimas horas se conoció que Gimnasia tendría todo acordado para el retorno del volante central Enzo Oviedo, quien tuviera poco menos de seis meses a principios del 2020 y bajo la conducción de Hilario Bravi. De buen manejo de pelota, claridad y precisión en los pases, en su corta estadía el jugador dejó una grata imagen y podría darse su alejamiento de Atlas en la Primera “C” para regresar al Lobo entrerriano.
De esta forma Gimnasia sumaría un jugador de mayor recorrido en la línea media, para sumarse al juego de Favre, Ardetti, Rodas y Juan Manuel Rodríguez, quienes básicamente han sido los de mayor minuto hasta aquí en la competencia. El otro puesto, el que Hernán Orcellet veía como prioritario, sería para Damián González Hernández, defensor central izquierdo que llegaría proveniente de Independiente Chivilcoy. Este marcador de 32 años tendrá la sana disputa deportiva por el puesto de central izquierdo, pudiendo oficiar de lateral izquierdo si así fuera necesario.