El telegrama

Es inaudito que no se pueda dejar la casa sola, porque le roban hasta las gallinas. Me refiero al robo de Colonia Perfección. Fíjese que dos de los ladrones eran menores y el otro también una persona muy joven. Tengo entendido que todos ya están libres. Lo dicho, es inaudito.
Elisa Weber

Compartir