El telegrama

Es muy gratificante que se estén haciendo obras en toda la ciudad, pero los vecinos que padecemos el olor putrefacto que emana desde abajo de la esquina de avenida Paysandú y Víctor Echeverry, estamos agradecidos por el inicio de las obras tendientes a solucionar este eterno problema que parece de difícil solución. Si bien fuimos muy vehementes a la hora de reclamar al respecto, debemos reconocer que por fin alguien escuchó nuestras súplicas y puso manos a la obra. Esta vez no quedó en un simple lamado a licitación, pareciera que se está concretando.
Miguel Arce