Editorial. Las cifras del blanqueo

Finalizó la primera etapa del blanqueo de capitales dispuesto por el gobierno nacional. Los activos sincerados al cierre de 2016 alcanzaron los US$ 97.842 millones. Esa cifra le permitió al Gobierno recaudar $ 106.760 millones en concepto del impuesto especial que establece la ley. De esa manera, la exteriorización de capitales supera con creces los US$ 40.000 millones que esperaba la Casa Rosada cuando anunció la medida, en junio del año pasado. La segunda etapa del régimen de sinceramiento fiscal se extenderá hasta el 31 de marzo, y la tasa que habrá que pagar sube al 15%. Pero según los cronistas especializados en economía, apenas el 14% del dinero en efectivo blanqueado se destinó a alguna inversión. Y sólo se depositó en cuentas bancarias en Argentina una porción menor de los casi cien mil millones blanqueados. El 86% de ese dinero está radicado en el exterior. El Gobierno difundió lo que considera uno de los máximos logros en su primer año de gestión: que en las dos etapas de “sinceramiento” abiertas a lo largo del año pasado ingresó al mercado formal un total de u$s 97.842 millones blanqueados. Sin embargo, el resultado es menos alentador si se analiza la composición del enorme monto oficializado. Del total de esa cifra, el 14% estaba en el país, u$s 13.715 millones y 86% permanecía en el exterior, u$s 84.127 millones. Pero en las cuentas especiales abiertas para estos casos (para inmovilizar el dinero por seis meses como medida contra posible lavado) sólo se depositaron u$s 7200 millones y se liberaron mediante la compra de bienes registrables que representaron inversiones locales por u$s 1000 millones. Es decir, el 14%. De ese 86% blanqueado en el exterior, el 31% fueron cuentas bancarias, o sea u$s 26.131 millones; 44,9% inversiones, es decir u$s 37.748 millones; 17,5% participaciones en sociedades, lo que equivale a u$s 14.687 millones, y el resto (4,2%) 20.008 inmuebles con un valor promedio de u$s 208.500, por un total de u$s 3965 millones. Según los especialistas no esperan que antes de las elecciones de octubre quienes tengan cuentas bancarias o inversiones en el exterior inviertan dinero en la Argentina más que en una proporción de 5%. Del 86% blanqueado que se encontraba en el exterior, las cuentas bancarias están ubicadas casi la mitad en Estados Unidos (46%), seguido por Uruguay con un 22% y Suiza con 12%. Si ingresara el 5% del dinero previsto de todas esas cuentas, sería un monto cercano a los u$s 3200 millones. En tanto, el titular de la AFIP, Alberto Abad, reconoció que la cifra blanqueada es el 50% de lo que calcula el Indec como fondos de argentinos en el exterior, unos u$s 220.000 millones.

Compartir