Agredió a los dueños de un kiosco con un cuchillo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las medidas reemplazan a la prisión preventiva, pero en caso de incumplirlas, se le advirtió que será detenido otra vez.

Ayer compareció ante la jueza, doctor Alejandrina Herrero, Juan Manuel Casas, alias “Juanchi” de 24 años de edad. El mismo es acusado de dos hechos delictivos perpetrados contra una familia dueña de un kiosco. El fiscal, doctor Mariano Budassoff, relató que el día 8 de enero, aproximadamente a las 1:30, Casas llegó al negocio de Claudio y Laura Quiroga. En un estado de exaltación le aplicó un golpe de puño a la mujer de 31 años e intentó asestarle dos puñaladas. Como intervino Claudio Quiroga, la emprendió a golpes con la ventana y la puerta de chapa de ingreso al negocio. Poco después, alrededor de las 1:50, amenazó a Laura Quiroga con quemarle los nenes, la casa y a su padre. Asimismo, cuando llegó el personal policial amenazó con un cuchillo a todo el que quería acercársele. Finalmente fue reducido y alojado en la Alcaidía. Considerando que tiene arraigo, familiar y que no puede influir en los testigos del caso pues todos son funcionarios policiales, se realizó un acuerdo con el defensor técnico, doctor Pedro Peluffo, y se buscaron medidas sustitutivas a la prisión preventiva, esto es concederle la libertad bajo el cuidado de su cuñado y su hermana, con la expresa prohibición de acercarse a los miembros de la familia víctima o realizar actos perturbatorios en su contra.
Tampoco podrá acercarse a su vivienda. La magistrada hizo lugar la pedido de la fiscalía, pero advirtió severamente a Casas que de incumplir con las medidas impuestas que incluyen además presentarse a derecho en la fiscalía y no variar el domicilio fijado, será detenido inmediatamente y deberá esperar la resolución del caso en prisión.

Compartir